¡ Bienvenido a Mator ! Llámanos al 900 226 222 y te informaremos de tu distribuidor Mator más cercano. ¡Seguro que tiene un descuento para ti!
Cómo limpiar paredes pintadas de manera sencilla - Mator
 In Limpieza

Limpiar paredes no es algo que se haga habitualmente. Igual que los techos, las paredes son las grandes olvidadas dentro de las tareas de limpieza cotidianas.

Un completo error: al igual que el suelo, las paredes pueden acumular suciedad, polvo e incluso patógenos que resultan perjudiciales para la salud de las personas.

En centros de trabajo, donde hay un gran flujo de personas diferentes, es especialmente importante mantener una limpieza adecuada de las paredes, ya que es tanto una demostración del cuidado que se tiene por la empresa para ojos ajenos como una forma de proteger a empleados, proveedores y socios.

Aunque parezca inasumible, no es tan difícil limpiar paredes sucias. No importa de qué sea la mancha, basta con saber los métodos más rápidos y efectivos para que el resultado del proceso de limpieza sea óptimo.

Cómo limpiar y desinfectar paredes sucias

Lo principal es tener en cuenta que, evidentemente, las paredes no se manchan ni sufren tanto como el suelo. En los hogares, basta con limpiarlas una vez al año, una acción que puede ampliarse en centros de trabajo, ya que se suelen ensuciar más rápido.

¿Cómo limpiar paredes? Lo ideal es utilizar un aspirador, ya que es la mejor forma de retirar cualquier rastro de polvo. Si no se dispone de un aspirador potente con escobilla, entonces habrá que usar una escoba. Es importante que el proceso de limpieza también sirva para desinfectar paredes, ya que a veces se acumulan patógenos, hongos y bacterias que pueden afectar al ser humano.

El primer paso es pasar el aspirador de manera concienzuda, prestando especial atención a esquinas y rodapiés. Una vez que se ha eliminado toda la capa de polvo, será preciso humedecer y refregar las zonas más afectadas por la suciedad.

Para ello, lo mejor es utilizar un producto químico adecuado para este tipo de superficies. Si hay que preguntarse cómo limpiar paredes pintadas, es conveniente comprobar que el producto no es especialmente agresivo para evitar que despegue la pintura de la pared. Teniendo en cuenta este consejo, limpiar paredes pintadas no tiene por qué convertirse en un problema.

Primero se puede humedecer la pared con una bayeta húmeda para, acto seguido, aplicar el producto de limpieza, que posteriormente habrá que aclarar para dejar la pared como nueva.

Dependiendo del material con que esté hecho la pared, tal vez será necesario aplicar algún producto más para devolverla a su estado inicial.

Por ejemplo, si se trata de una pared alicatada con azulejos, es probable que haya que aplicar un limpiacristales o una solución de vinagre blanco y agua para que vuelva a brillar como al inicio.

Eliminar manchas de la pared

Si existen manchas muy persistentes en la pared, es posible que haya que sacar la artillería pesada para terminar el proceso de limpieza. ¿Cómo limpiar la pared en estos casos? Es muy habitual sumar al proceso de limpieza el uso de una hidrolimpiadora.

Estas máquinas son apropiadas para sacar cualquier mancha permanente, como las que causan el óxido, el moho o la grasa.

 

Todos estos procesos y consejos son los adecuados para limpiar paredes. Siguiendo punto por punto las recomendaciones se puede devolver cualquier pared a su esplendor inicial con un poco de esfuerzo y persistencia.

Recent Posts

ATENCIÓN AL CLIENTE MATOR


servicio técnico profesional

¿Quieres consultarnos?


limpieza profesional oficinaslimpieza rieles puertas