¡ Bienvenido a Mator ! Llámanos al 900 226 222 y te informaremos de tu distribuidor Mator más cercano. ¡Seguro que tiene un descuento para ti!
Cuál es la temperatura ideal en la oficina - Mator
 In Climatización

La temperatura en la oficina o lugar donde trabajamos forma parte de nuestro confort térmico. Notamos los cambios climatológicos que se producen tanto en invierno como en verano, y es obvio que influye en nuestro rendimiento y productividad laboral.

Este es un tema complejo y controvertido, ya que hay personas que se quejan del frío y otras del calor. Por lo tanto, si no se cuida bien el espacio se podrían generar resfriados, catarros o gripes.

Con el fin de acabar con esta polémica, se decidió hace unos años regular la temperatura de forma legal. Además, existen organismos como el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, o normativas como el Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios, que establecen un intervalo de temperaturas en función de la estación del año.

Cuál es la temperatura ideal para una oficina

Ajustar la temperatura del aire acondicionado en la oficina se hace imprescindible para poder trabajar a gusto. En los meses de verano se recomienda que esté entre los 23 °C y 26 °C. Mientras que durante el invierno, lo recomendable es ajustarla entre los 20 °C y 24 °C, según la normativa de la temperatura en oficinas.

La temperatura del aire acondicionado en verano en la oficina debe regularse correctamente para no estar expuestos a resfriados. Es muy habitual poner el aparato a temperaturas mínimas para refrescar la estancia, y esta acción no es correcta. Mientras que en invierno, la calefacción se sube a niveles extremos, provocando a menudo, y de forma innecesaria, que la gente trabaje en manga corta porque el calor es excesivo.

Asimismo, la ventilación es muy importante para renovar el aire. Por este motivo, hay que abrir las ventanas y ventilar la estancia por lo menos durante 10 minutos.

Razones por las que debes mantener esta temperatura

Según el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (INSST), hay un confort térmico cuando las personas sienten que la temperatura es favorable. No obstante, cada trabajador tiene una temperatura térmica corporal que dista mucho de la de otra. Por este motivo, el bienestar total no puede lograrse al 100 %. No obstante, se puede alcanzar un punto de comodidad teniendo en cuenta que no todo el mundo estará satisfecho.

Las principales razones para mantener la temperatura de la oficina con una graduación correcta y una humedad óptima son las siguientes:

  • La productividad laboral mejora considerablemente si regulamos correctamente la temperatura.
  • Un exceso de calor puede causar sed, cansancio, mareo y hasta fatiga, mientras que el frío nos paraliza si no conseguimos calentarnos con ropa o comida y bebidas calientes.
  • Un aparato acondicionado con el ajuste correcto evitará que se contraigan enfermedades que puedan afectar al tracto respiratorio, principalmente. Asimismo, se garantiza que las personas alérgicas o con asma puedan desarrollar su trabajo sin dificultad.
  • También se evitaría la proliferación de microorganismos y bacterias que proliferan a causa de un ambiente excesivamente húmedo.

 

En resumen, una temperatura adecuada en la oficina según establece la normativa, no solo garantiza un ambiente saludable, sino que también supone un mejor rendimiento laboral.

  

Aire acondicionado portátil

También con bomba de calor

Recent Posts

ATENCIÓN AL CLIENTE MATOR


servicio técnico profesional

¿Quieres consultarnos?


aire acondicionado tecnicohumedad enfermedades